Presentación > Ciencias Sociales > Cultura > Edad Moderna > Pensamiento político >

El siglo XVII: Grocio, Hobbes y Locke

     En el siglo XVII destacan dos figuras filosóficas de primer orden, Francis BaconPronunciado /béicon/ y René Descartes, que investigan sobre la filosofía de la ciencia y el positivismo, utilizando el método científico. Según estos filósofos si se aplica el método científico a la filosofía, se llegará a las mismas conclusiones, sobre cualquier asunto, independientemente de los supuestos de los que se parta. El positivismo es la ideología filosófica que va a marcar a todos los pensadores de la época.

Hugo Grocio

     Hugo Grocio(1583-1645), inaugura una nueva corriente sobre el Derecho natural, el iusnaturalismo inmanentista. Para él el hombre es social por naturaleza, por lo que las normas de convivencia que hay en la sociedad son naturales, e inherentes al ser humano, y constituyen objeto de derecho positivo. Estas normas, por el hecho de ser naturales, ni se pueden cambiar, ni se pueden discutir.

     El derecho natural y las normas legales del Estado necesitan de un soberano fuerte que garantice la expansión comercial, el orden y la paz. Se le considera como uno de los fundadores del Derecho internacional, junto con Vitoria. Hugo Grocio escribe El estado natural.

Thomas Hobbes

     Thomas HobbesPronunciado /tómas hobs/ con hache aspirada (1588-1679) escribe Leviatán en 1651, obra que condensa su ideología política. Hobbes defiende la causa del absolutismo monárquico, aunque no en nombre del derecho divino, sino en el del interés de los individuos, de la conservación y la paz. Seculariza el poder y muestra su utilidad.

     Hobbes utiliza en su análisis el materialismo radical positivo. Para él la aplicación del método científico implica que las conclusiones políticas que obtiene son indiscutibles.

     Hobbes formula la teoría del contrato social, que considera una ficción intelectual y sirve para justificar la existencia del Estado. Según Hobbes, todos los hombres tienen ansia de poder para satisfacer sus placeres y buscar la felicidad. El egoísmo es lo que mueve al hombre. Es necesario establecer un contrato social que asegure la paz, ceder el poder a un soberano: al Estado. El Estado debe tener el poder de definir cuáles son los derechos y libertades de los hombres, y debe ejercer un control total sobre la religión. Para Hobbes el estado natural es la guerra permanente.

John Locke

     John LockePronunciado /yon loc/es un puritano que vive entre 1623 y 1704. Escribe un Ensayo sobre el entendimiento humano y dos tratados sobre el gobierno. En su análisis utiliza, también, el positivismo y el método científico, pero llega a conclusiones opuestas a las de Hobbes.

     Formula, también, la teoría del contrato social, y aboga por la existencia de un gobierno limitado que garantice el orden y la paz. Para Locke las ideas del hombre proceden de la experiencia. Defiende el derecho natural y la tolerancia religiosa. Su concepto del gobierno limitado se debe a que para él en el contrato social, que hacen las personas con la sociedad, no se otorga todo el poder, sino aquella parte que permite la convivencia.

     Para Locke el estado natural del hombre es la paz y la libertad, gracias a un sentimiento de solidaridad y el instinto de conservación. Sin embargo, el temor a las arbitrariedades hace que los hombres se sientan más seguros viviendo en sociedad, para lo cual determinan un contrato social de forma limitada. Se establecen así leyes justas, que el ciudadano debe respetar. Estas leyes, también, deben ser acatadas por el gobierno, que, además, debe respetar los derechos de los ciudadanos. Si el gobierno viola sus compromisos puede ser destituido por la sociedad.

     Para Locke los derechos fundamentales son: El derecho a la propiedad, a la vida, a la libertad y a la posesión. Estos derechos deben ser protegidos por el gobierno. Según Locke, el dinero permite la acumulación ilimitada de propiedad; pero no la tierra, que es un bien limitado y debe ser compartida y estar alcanzar a todos.

     Locke propone, como método más efectivo para controlar el gobierno, el sufragio periódico; y la separación de los poderes legislativo, ejecutivo y federativo (que trata de las relaciones con otros países).

     Locke es un gran defensor del parlamentarismo inglés, y participa activamente en la Revolución inglesa de 1688.

Volver


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Se autoriza el uso con licencia GFDL.
Web recomendada Enciclopedia Libre en Español

Tweet